1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

radio mundial en linea - riobamba

vinos camelier

Reportes Graficos Riobamba Radio Mundial

exitos recomendados radio muncial riobamba

Por qué Innovar

Imprimir E-mail

Por qué Innovar

 

 

En el mundo de los negocios y más aún en el ámbito del mercado, no basta con elaborar un producto o brindar un servicio para que el cliente lo acepte. Las bondades de los productos ofrecidos uno y otro contexto, deben reunir ciertos atributos que le brinden al cliente la posibilidad de cubrir al menos, alguna necesidad insatisfecha y al mismo tiempo se sienta altamente motivado para adquirirlos. Por supuesto, esto no es tarea fácil, si se considera que en el mercado conviven un sinnúmero de competidores, dispuestos a mantener su segmento a través del esfuerzo si no competitivo, al menos productivo. La lucha por mantener ese nicho, entre otras cosas, pasa por la necesidad de la empresa de diseñar y poner en práctica con éxito un programa de acciones tácticas y/o estratégicas, en función de que los usuarios puedan considerar los atributos del bien o servicio y finalmente lo materialicen a través de su adquisición.

Ahora bien, lo anterior resulta fácil de lograr, si se considera una economía en época de bonanza. Pero resulta evidente, que lo que hoy se presenta ante la vista como productividad económica, mañana puede transformarse en una situación altamente recesiva, producto de desacertadas políticas gubernamentales, empresariales o en última instancia de ambas.

Ante tal situación es importante señalar, que las crisis no dependen del comportamiento o del accionar de un sector específico de la economía, ya que ninguna unidad productiva, se traza como meta, mucho menos objetivo, provocar una crisis y luego operar exitosamente en medio de ella; más bien, éstas, se asocian con un conjunto de acciones de un conglomerado que en ocasiones, por perseguir beneficios sectoriales, contribuyen al detrimento de otra u otras entidades sociales y/o económicas, originándose en estas últimas una situación de dificultad.

Si bien es cierto que las empresas productivas no buscan una crisis económica donde su capacidad de producción se vea limitada, no es menos cierto, que estratégicamente se puede prosperar aún en situaciones adversas y de grandes dificultades, demostrando que cuando se quiere, se puede luchar y lograr la supervivencia en los mercados por complejos que estos sean. Para ello, es necesario, navegar dentro de ese mar de situaciones producidas por la recesión, procurando encontrar elementos críticos para explotar los aspectos positivos de la problemática que se enfrenta, es decir, buscar algo bueno en lo que se percibe como malo.  Por ejemplo, cuando un número significativo de empresas abandonan los mercados por no poder sostener sus costos de producción, o cuando perciben que la situación prospectiva medioplacista se le torna adversa, es evidente que están pensando con una visión de corto plazo.  Un empresario verdaderamente emprendedor, con una visión más amplia del campo empresarial aprovecha tal situación para diseñar tácticas y estrategias innovadoras, para lograr entre otras cosas, un mejor posicionamiento del mercado en el futuro;  al fin y al cabo las crisis no suelen ser permanentes.

En función de lo anterior, las organizaciones se encuentran frente al dilema de encontrar soluciones alternas, para invertir sus recursos en un contexto económico global, que exhibe una crisis prácticamente generalizada en los países de Latinoamérica y especialmente en Venezuela. Parece un imperativo para las organizaciones empresariales incorporar en sus procesos de producción, el concepto de innovación, a través de la internalización por parte de sus miembros como una verdadera filosofía. Este artículo presenta algunas ideas respecto del tema, que pueden apuntar en la dirección apropiada que desemboquen en la toma de decisiones gerenciales. En términos generales, la innovación se asocia al descubrimiento o invención de algo radicalmente nuevo, vinculado con aspectos de la alta tecnología o que represente un cambio sustancial en un campo determinado. Sin embargo, es posible encontrar otras ópticas distintas en ese sentido.

Desde las perspectivas del presente artículo , la innovación constituye una estrategia para la producción de bienes y servicios cuya finalidad es la satisfacción de necesidades colectivas. Para la detección de éstas, se utilizan los conocimientos del marketing.

Al respecto, Rosemberg (1997) por ejemplo, considera que “la innovación es la creación de una nueva función de producción, la cual puede abarcar el caso de un producto nuevo, una nueva forma de organización o la apertura de un nuevo mercado”. Este enunciado encierra la idea de que innovar es una forma de crear métodos y procedimientos para introducir nuevos productos o mejorar las funciones productivas.

Para Ivancevich (1997), “la innovación es la generación de una nueva idea y su incorporación en un nuevo producto, proceso o servicio, que lleve al crecimiento económico nacional, a aumentar el empleo y originar beneficios”. De acuerdo a este autor, la innovación es una forma de agregar valor a un producto (nuevo o ya existente), proceso o servicio, cuya comercialización contribuya al desarrollo nacional a la vez que sea rentable para la misma organización.

Kuczmarski (1997), expresa que “la innovación es una mentalidad, una actitud penetrante o una forma de pensar que se enfoca más allá del presente...”  También plantea que: “aunque no se puede tocar, oler, escuchar, ver o probar, la innovación si se puede sentir, pensar y percibir. La innovación se puede describir mejor como una actitud que penetra y se propaga, lo cual permite a las empresas ir más allá del presente y crear una visión del futuro”.

Para Kuczmarski, la innovación está referida a la creación de nuevos productos o servicios, ideas, procesos, diseños y estrategias. Piensa que la innovación es una idea, un método o un nuevo mecanismo, en definitiva una novedad, pero enfatiza en ella como una actitud mental, que se materializa con la concreción de destrezas, valores, creatividad y puntos de vista convergentes de muchas personas, que permite a la organización crear una visión exitosa del futuro.

Ramírez (1997), define a la innovación de una forma generalizada, como la capacidad de encontrar soluciones a los problemas. Esta definición da cabida un amplio espectro de situaciones. En efecto, si se considera la multiplicidad de problemas de una organización, es fácil entender, que la búsqueda de soluciones en cualquier área originará un importante número de ideas iniciales y de allí a posibles soluciones.

Los autores anteriormente considerados, de alguna manera coinciden en considerar a la innovación como la concreción de nuevas ideas que pueden relacionarse sistemáticamente con los procesos de producción de bienes y servicios en condiciones más favorables para la empresa, en función de un mejor posicionamiento en el mercado y un mayor grado de competitividad.

En ese orden de ideas, Drucker (1988) establece siete (07) áreas en las cuales la empresa debe buscar, continua, deliberada y sistemáticamente oportunidades para innovar. Estas siete situaciones, pueden servir de fuente de inspiración para desarrollar la capacidad de innovación, ellas son:

  • El éxito o fracaso inesperado.
  • Lo incongruente entre la realidad como es y lo que se supuso debía ser.
  • La innovación que se basa en la necesidad de un proceso.
  • El “desmoronamiento”: el cambio súbito en la estructura de la industria o del mercado, o que toma desprevenido.
  • Cambios en la población.
  • Cambios en la percepción, modalidad y significado.
  • Nuevos conocimientos científicos.

De las situaciones antes señaladas, la tercera se vincula muy estrechamente con las necesidades de los clientes como elemento fundamental en un proceso innovador. Drucker menciona la diferencia entre la percepción del valor que tiene el cliente, y la que tiene la empresa, los proveedores y los productores; y señala que el comprender lo que realmente quiere o desea el consumidor, pasa por entender que en la innovación como búsqueda incesante de ideas novedosas y exitosas, debe privilegiar la importancia hacia los clientes y luego a proveedores como la prioridad número uno.

En ese sentido, puede considerarse un conjunto de aspectos que describen la posición de un gerente ante ciertos elementos que denotan su actitud hacia la innovación asociada con la importancia concedida a las expectativas de los clientes. Pueden mencionarse entre otros:

  • La necesidad de indagar constantemente las preferencias de los clientes y proveedores.
  • Detectar las cosas que a los clientes y proveedores les gusta y les desagrada de la empresa.
  • La percepción sobre la necesidad de estar en estrecho contacto con clientes y proveedores.

 

Tomado de:

LA INNOVACIÓN COMO ESTRATEGIA DE MARKETING
Odena García Márquez
Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”


master electronica

la iberica

foto universitaria

la voz de alemania
artefacturas

Consultas Mundiales

Mundial en Facebook
biblioteca mundial
paises
dw
Voz de América

radios.com.ec/

Galo Encalada